Tecnología para la inclusión

 

Damián Lemes y Damián Ruiz, dos arquitectos de Gualeguaychú, crearon In planos hápticos, un estudio dedicado a la construcción de soluciones interactivas integrales para usuarios no videntes y disminuidos visuales. ESPACIOS conversó con uno de sus integrantes.

ESPACIOS- Nos podrías contar qué es un plano háptico?

Arq. DAMIÁN LEMES- Son planos que trabajan las texturas, los contrastes de colores, el sistema universal Braille para lograr ser interpretados por usuarios con discapacidad visual. Tienen una profunda síntesis en su construcción, donde se representa lo más importante de las áreas de circulación y acceso público. Pueden ser para interiores o exteriores y depende el caso, pueden agregarse contadores de pasos que son muy útiles en interiores de edificios. Y a nivel general tienen un área gráfica y una de referencias, que va de un lado o debajo depende de las características del plano. Cada usuario toca el plano e imagina el espectro espacial por el que deberá circular, y luego se dirige a destino.

E- Hay demanda de los mismos, de dónde surgen las solicitudes?

DL- Ahora está creciendo la demanda, ya sea para consultas, pedido de presupuestos y encargues específicos. Este año hicimos uno para el Jardín Japonés y ahora estamos realizando el del Hospital Posadas, Centro de Inclusión Comunitaria y para el campus de la Universidad de San Martín. También para Montevideo y ya realizamos para la municipalidad de Mar del Plata, para todo lo que es la Costa Atlántica.

Para el gobierno de a la ciudad de Buenos Aires ya hicimos 3 planos. Hay que agregar la Universidad Nacional de Chilecito, la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (Santa Cruz), la UTN de Haedo, y la UNNE. Diversas exposiciones que nos han solicitado como la FEBATUR en La Rural y Expo Eventos en Costa Salguero. Acá en la ciudad de Gualeguaychú hemos realizados dos y estamos trabajando en otro para la Municipalidad.

Para entender el crecimiento del fenómeno pensemos que el año pasado con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizamos el primer plano háptico 3D que representa la Plaza de Mayo, el Cabildo, la Casa Rosada, el Museo del Bicentenario, el Banco Nación, y la casa de gobierno de la Ciudad. También elaboramos planos del monumento a Belgrano y la Pirámide de Mayo.

E- Con qué tecnología están trabajando para ejecutarlos?

DL- La tecnología de la empresa se actualiza constantemente, investigamos técnicas fuera del país, las testeamos y vamos mejorando. Actualmente estamos realizando todo el plano en piezas acrílicas lavables, ya que es muy importante la higiene en estos planos porque como son para tocar, la grasitud de las yemas y el uso constante, requiere de materiales que se puedan limpiar periódicamente.

Entonces todo el plano es de acrílico, de corte y grabado láser, luego algunos requieren pintura y van pintados en esmalte sintético, secados al horno. Y el sistema braille, que es lo más importante de nuestra tecnología, es de bolillas de acero o plástico emergentes de la misma base, o sea, no son elementos pegados, como algunos planos más rudimentarios. El nuestro tiene las piezas que requieren referencias en relieve y el braille directamente saliendo de la base. Y otra cosa importante es que la letra, la parte para ser comprendida por usuarios con disminución visual o baja visión está serigrafiada, es decir que está impresa, no es un elemento pegado que puede confundir o ser poco duradero.

Los planos además tienen una dimensión de 60 cm de alto por 100 cm de ancho, y esa medida no es caprichosa, sino que tiene una cuestión ergonómica de los usuarios, porque la persona no vidente al tocar estos planos no debería moverse de su lugar físico ni un paso, porque al hacerlo perdería muchísimo el espectro espacial que se está imaginando. Entonces con estas medidas puede abarcarse todo el plano con el barrido del brazo. Y a su vez se exhiben levemente inclinados.

E- Qué fue lo que los motivó a trabajar en estas tecnologías inclusivas?

DL-  Cuando nos hicieron un pedido concreto para realizar un plano háptico, y no teníamos conocimiento de cómo se realizaban. Empezamos a estudiar cómo se desarrollaban y qué se había hecho hasta el momento. En un principio estudiamos lo hecho en Europa, más específicamente los trabajos realizados por ONCE España. A partir de ahí empezamos a hacer pruebas, el primer trabajo que hicimos fue Santa Rita, de Gualeguaychú, trabajamos con educadores visuales y con ellos, en un estudio interdisciplinario, realizamos el primer plano. A partir de ese momento, fuimos evaluando los trabajos que realizábamos para mejorar la tecnología y la comprensión de cada uno de los planos.

Pero en sí todo surgió de un trabajo que nos solicitaron y en ese momento no pudimos realizar. Pero quedó la espina y ya lo pudimos realizar para otras instituciones y ahora somos uno de los pocos estudios que realiza estos trabajos en Argentina. Incluso hemos recibido consultas de otros países de Latinoamérica, como Venezuela, Colombia, Perú, sin olvidar a los estudiantes de turismo, porque esta es una tecnología muy utilizada en el turismo accesible.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *