Se abre el debate de cara a la modificación de la normativa urbana de Paraná

La Regional Oeste Noroeste (ONO) del Colegio de Arquitectos, es una de las entidades que integra, junto al Municipio de Paraná, la Comisión Revisora del Código Urbano y Código de Edificación, creada por ordenanza N° 9430 y que funciona desde noviembre de 2016. Con el objetivo de abrir la participación a los matriculados de Paraná, conformó una mesa de trabajo para debatir ideas y propuestas que permitan diseñar un modelo de ciudad sustentable.

El presidente de la Regional ONO, Fernando de la Rosa, que participa de la comisión revisora de la normativa urbana, brindó precisiones sobre las limitaciones del código actual, las propuestas elevadas por el Colegio, y por qué se hace necesaria la elaboración de un plan urbano participativo, que defina un modelo de ciudad sustentable.

 

-¿Por qué es necesaria la modificación de la actual normativa urbana?

-De la Rosa: La forma en que venimos construyendo las ciudades responden a otros tipos de intereses o inquietudes que no se condicen con las necesidades actuales. Creemos que para generar una ciudad sustentable necesitamos otros elementos, como por ejemplo, la participación ciudadana, que le de legitimidad a lo que vayamos a pensar.

Las normativas que se han aplicado hasta el momento permiten, por ejemplo, el reemplazo de una vivienda unifamiliar por edificios, que en una ciudad intermedia como Paraná evidentemente no funciona y traen innumerables conflictos porque no se puede cambiar la infraestructura que ya tiene. Pero, puede suceder que se quiera cambiar toda la infraestructura para tener un edificio al lado del otro y, para ello, habrá que tomar la decisión de cómo queremos vivir. Es un tema que hay que ponerlo a consideración de los ciudadanos.

Se debe debatir también de qué manera va a participar la gente para que las normativas que hagamos tengan legitimidad. Esto fue planteado por la Regional en la Comisión de Código.

 

-¿En qué estado se avance se encuentra el trabajo de la Comisión?

De la Rosa: Lo que se llama el Código de Planificación Urbana no está todavía tratado porque la comisión entendió que debíamos abordar rápidamente el Código de Edificación. Se toma como base la vieja normativa y hay algunas cuestiones que se van a agregar, como energías renovables y construcciones alternativas, entre otros puntos.

 

-¿El nuevo código, entonces, podrá resolver uno de los conflictos vigentes en Paraná, que es el de los edificios en altura?

De la Rosa: La construcción de edificios en altura tiene que ver con las oportunidades que da el Código Urbano. Pero la norma es perfectible. Para ello propusimos dentro de la Comisión tener toda la información sobre la infraestructura porque sin eso no podemos hacer ningún dictamen, ni planificar. Necesitamos conocer lo que se proyectó por un lado, lo que realmente se construyó por otro, y lo que está, porque tanto movimiento de tierra genera grandes cambios. Lo mismo sucede con el movimiento que produce el transporte en las ciudades, y hay que ver en qué estados tenemos las arterias. Por eso, primero tenemos que tener información para generar un diagnóstico.

 

-La Regional viene planteando que no se puede tener un Código sin un plan urbano, ¿por qué?

De la Rosa: Sostenemos que no puede haber código sin un plan urbano y no puede haber plan sin participación popular que le de legitimidad, porque sin legitimidad es imposible la sustentabilidad.

Un plan tiene, a su vez, que incorporar lo territorial, es decir lo que producimos, lo que consumimos, el comercio; lo ambiental, porque debemos entender que cada una de las ciudades, por más pequeñas que sean, están produciendo el cambio climático; y lo metropolitano, y en ese sentido debemos generar un equilibrio social. Por eso planteamos la descentralización, para generar un nuevo desarrollo urbano sustentable y sostenible. En síntesis, creemos que tiene que empezar a pensarse una nueva estructura de ciudad, que cambie este modelo de centralización.

 

-¿Con esta idea de participación es que la Regional ha convocado a sus matriculados para realizar aportes?

De la Rosa: La idea es generar una revisión de las normativas, tomando como base el viejo código para el tratamiento de los temas punto por punto. Es un ida y vuelta, porque estamos debatiendo ideas para elevarlas, primero a la reunión inter-colegios que tenemos y luego a la Comisión de Código Urbano. Es nuestra manera de hacerlo democrático y participativo.

un comentario

  1. Natalio Boimvaser

    Espero Que el nuevo Código de Edificación contemple que actualmente, en cada vivienda de clase media, sobre todo en los edificios, se dispone de dos autos. Por lo tanto habría que adecuar la cantidad de cocheras a construir, ya que actualmente la Normativa dice que se deben construir lugares para el 70% de las unidades habitacionales y el resto de los vehículos quedan en la calle, provocando un caos en el estacionamiento urbano. Hay que recordar también que la actual Norma no exige cochera para los edificios de menos de cuatro pisos. MI PROPUESTA ES QUE SE DUPLIQUE LA CANTIDAD DE COCHERAS POR CADA UNIDAD DE VIVIENDA. Y QUE ESTO NO SEA NEGOCIABLE!

Deja un comentario