Arquitectura-sostenible

Avanza la promoción de la arquitectura sostenible en Entre Ríos

A través de un proyecto de ley impulsado por el diputado Antonio Artusi, se propone la creación de un Programa de “Arquitectura Sostenible”, que tiene como objetivos la promoción de políticas y proyectos de inversión pública, mixta y privada, que “apunten a satisfacer el derecho a la vivienda digna, a la ciudad y a un hábitat adecuado”. Dicha iniciativa ya tuvo media sanción de la Cámara Baja provincial y se está debatiendo en el Senado.

arq-verdeEl programa tiene como objetivos “la promoción de políticas, programas y proyectos de arquitectura, de inversión pública, mixta y privada, que resulten sostenibles y que apunten a satisfacer el derecho a la vivienda digna, a la ciudad y a un hábitat adecuado para el desarrollo humano para todos los entrerrianos”.

“El ahorro y el uso racional de energía en todas las fases de la construcción y utilización de obras de arquitectura”.

“El ahorro y uso racional de los recursos hídricos y la gestión integral de residuos en todo tipo de edificios”.

“La mejora de la calidad de vida de todos los entrerrianos y el cuidado de los recursos naturales para las generaciones venideras”.

“La disminución del impacto ambiental negativo de la construcción y utilización de edificios”.

El proyecto prevé la “adopción progresiva” de criterios de sostenibilidad en la planificación y gestión “de todo proyecto de arquitectura en la provincia de Entre Ríos”, de acuerdo a un “cronograma de vigencia de estándares mínimos de indicadores de sostenibilidad”.

Artusi considera que su formación como arquitecto le permite tener una mirada amplia y compleja sobre la realidades en lasque interviene como legislador
Artusi considera que su formación como arquitecto le permite tener una mirada amplia y compleja sobre la realidades en las que interviene como legislador

El cumplimiento de tales estándares sería obligatorio “en todos los casos de obras nuevas financiadas total o parcialmente con fondos públicos” y/o en los que directa o indirectamente intervengan organismos públicos provinciales.

Se invitaría por otro lado a los municipios y comunas de la provincia a incorporar idéntico criterio para las obras con financiación enteramente privada en sus respectivas normas de ordenamiento urbano y edificación, dentro de su jurisdicción y competencias.

 

Fundamentos

En los fundamentos de la iniciativa del arquitecto Artusi recuerda que “el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente señala que “en Latinoamérica, los edificios consumen el 21% del agua, 42% de la energía eléctrica, producen el 2 % de las emisiones de CO2 y el 65% de los residuos/desechos” y que “el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente considera que “la región latinoamericana se enfrenta a un numeroso y creciente déficit habitacional… y el impacto económico y ambiental de la construcción y operación del sector de vivienda social se convierte en un factor crucial a considerar para la planeación de iniciativas de construcción de vivienda sostenible en la región”.

El diputado de Cambiemos también enfatizó que “es muchísimo lo que se puede hacer en pos de la sostenibilidad del desarrollo desde la planificación, programación, proyectación, construcción y utilización de obras de arquitectura, en todas sus escalas. Decisiones que van desde la localización de un conjunto de viviendas, pasando por la compacidad y densidad del tejido urbano resultante, e incluyendo los sistemas de calefacción y refrigeración, así como los de provisión de agua potable y saneamiento y de gestión de residuos, pueden tener en el mediano y largo plazo un enorme impacto ambiental, en términos de demanda de recursos hídricos y energéticos, consumo de materiales, etc”. Consultado sobre el modo en que, por ejemplo, los conjuntos de viviendas financiadas por el Estado podrían ir cumpliendo gradualmente estos indicadores, Artusi mencionó la necesidad de lograr tejidos urbanos más densos y compactos, la posibilidad de incluir dispositivos para aprovechar la energía solar para agua caliente y energía eléctrica, la utilización de aguas pluviales, la gestión adecuada de residuos, el correcto diseño y cálculo de las aislaciones térmicas, etc.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *