Desmitificar la incidencia del arbolado urbano en el combate del cambio climático*

“El 80 por ciento del oxígeno del planeta está producido en los mares y no, como pensamos todos, en las selvas”. Así lo explicó la docente y paisajista Myriam Martínez para desmitificar la incidencia que el arbolado urbano tiene en el combate contra el cambio climático.  No obstante, explicó que lo que cambia “es la calidad de habitabilidad de las ciudades y va a combatir, por ejemplo, el efecto isla de calor”.

Myriam Martínez

El tema, formó parte de la disertación que la profesora brindó en las V Jornadas de Energías Renovables y Arquitectura Sustentable, organizadas por la Fundación Erasus, en Paraná.

Martínez, catedrática de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Entre Ríos, con sede en Oro Verde, formó parte del equipo técnico que tuvo a su cargo el elevamiento y planificación del arbolado de Paraná en 2015. El pasado 19 de mayo brindó una disertación que, bajo el título “El arbolado contra el cambio climático”, apuntó a romper con la idea de que la forestación produce el oxígeno suficiente para contrarrestar los niveles de emisión de dióxido de carbono.

“El arbolado urbano, en realidad, lo que va a cambiar es la calidad de habitabilidad de las ciudades y va a combatir, por ejemplo, el efecto isla de calor”, explicó.

El cambio climático, en cambio, “es un efecto global que tiene que ver con la cantidad de emisiones de dióxido de carbono y el incremento del porcentaje de gases de efecto invernadero”, que provoca distintos efectos y variabilidades, “como el ascenso de temperatura, y tasas de lluvias o vientos diferentes de los de antes”.

A su vez, “la suba de la temperatura va a afectar el rango en el que se manejan los arrecifes de coral que son uno de los mayores productores de oxígeno del planeta, casi el 80 por ciento”, agregó, para resaltar que “el 80 por ciento del oxígeno del planeta está producido en los mares y no como pensamos todos en las selvas”.

En consecuencia, “el cambio climático es más un problema global de política y producción energética, y no de confort en espacio- ciudad”.

 

La importancia del arbolado

Aunque no tienen incidencia significativa en la provisión de oxígeno en la atmósfera, la forestación y el arbolado cumplen una función relevante en el medio ambiente. “Los efectos de la deforestación tienen que ver con las inundaciones, la falta de infiltración de agua, la desertificación”, repasó Martínez, y se centró finalmente, en la importancia del arbolado urbano para el diseño de una ciudad “habitable, más estética, ordenada y transitable” que además permita un “mejoramiento en la efectividad energética por el sombreo en el verano sobre las casas que, especialmente en nuestras ciudades con mucho calor, dan al oeste”.

 

* Cobertura especial Área de Comunicación Regional ONO para Espacios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *