Daniel Ivakhoff: “Las grandes ciudades han tenido que prestar atención al problema de sus propias contaminaciones”

daniel-ivkEl arquitecto Daniel Ivakhoff, ha dedicado toda su carrera a la enseñanza de la arquitectura sustentable así como también al desarrollo de su aplicación en las ciudades. Su estudio sólo trabaja con construcciones ecológicas tanto en la parte privada como en grandes proyectos que involucran las consultas de los gobiernos. Ha viajado mucho y cita ejemplos de grandes ciudades con conocimiento de causa. Estará en Paraná en las V Jornadas Erasus que se realizarán en el salón de los Colegios (España 279) de Paraná. En diálogo con Espacios, adelantó algunas de sus ideas fuerza. 

— ¿De qué hablamos cuando nos referimos a movilidad urbana?

— Las grandes ciudades han terminado teniendo que prestar atención al problema de sus propias contaminaciones, entonces una vez que han tomado conciencia han decidido de que la culpable es la movilidad no sustentable. Entonces, a partir de allí han empezado a pensar qué cosa de la movilidad pueden mejorar para que haya menos emisión.

Lo primero que se le ocurrió a todo el mundo fue pensar que no hubiera transporte individual privado, porque transporta a una persona y contamina, en cambio, el transporte urbano contamina sólo un poco más y lleva de 30 a 50 personas.

Hay una caracterización respecto al transporte público, hay que poner el acento en transporte público eléctrico, los subterráneos, los tranvías de superficie, los trenes eléctricos, todo aquello que llevando mucha gente, además consuma electricidad.

En la puntita de este camino hay buses eléctricos, entonces, lugares comprometidos como el Taj Mahal (India) o Florencia o el casco histórico de Roma (Italia) tienen colectivos que se llaman “eco-bus” que son eléctricos y evitan la contaminación en la proximidad de los monumentos.

Se agrega en el concepto de movilidad sustentable, poner bicicletas, todo aquel que pueda moverse en bicicleta, bienvenido sea y grandes áreas peatonales. Tomar los cascos y usarlos de excusas para hacer grandes peatonales, centros financieros, monumentos, buscar excusas urbanas que permitan peatonalizar áreas. Por un lado no contamina y el que se ha dado cuenta que ya no puede entrar al microcentro con auto, comprende que le conviene caminar. Los franceses, por ejemplo, caminan muchísimo y no engordan tanto. Además de la ventaja de sacar la contaminación, la gente se ve forzada a hacer actividad física, lo cual no es malo.

— Se habla del cambio de paradigma respecto a la movilidad urbana, ¿Ud. está de acuerdo de que lo hay?

— Los políticos tienen que ganar elecciones, para lo cual tienen que tener planes y tienen que ser modernos. En esto sí o sí está el concepto de “smart city”, es decir, una ciudad en que las cuentas sean públicas y transparentes y en la que uno pueda meterse en internet y sepa cómo está gastando la plata su municipio, su ciudad, su provincia, pero al mismo tiempo permite que todo el mundo acepte que la iluminación tiene que ser led, que los medidores de luz sean digitalizados a distancia. Se agregan un montón de virtudes para eso, pero lo cierto es que uno subido a la parte política, en el fondo termina teniendo ventajas, y al político no le queda otra que hacer sendas de bicicletas, zonas peatonales, aunque se pelee con el panadero que quiere que le estacionen en la puerta. Así la gente termina disfrutando de una ciudad que tiene más calidad.

— ¿Tiene buena prensa la sustentabilidad y por eso está en los planes de gobierno?

— Pienso que hay lo que se llama en arquitectura un círculo virtuoso, o sea, la necesidad de poder conseguir votos hace que tenga que haber planes y ya la gente no es inocente y quiere planes de calidad.

— ¿Hay un cambio en este sentido en las carreras de arquitectura, que formen profesionales con más concientización?

— Por ejemplo alumnos míos, que hoy tienen 50 años, son los que trabajaron mucho en la corporación de Puerto Madero cuando hicieron los planes y era gente de a pie, pero que tenía un político, que en ese momento era Menem y a un ministro de Economía que era Cavallo, que tenían la idea que tenían que discutir el tema de ganar toda esa zona que estaba desperdiciada, la Prefectura tenía un vallado que no permitía que nadie entrara allí, uno encima de una idea política, tiene la necesidad de adecuarse a lo que está en televisión, en las encuestas, en los diarios. La gente se pregunta qué hacemos con las pilas, ¿qué es eso? La conciencia de la movilidad sustentable en otro aspecto, en este caso las baterías. Cuando las ciudades chicas separan los residuos, están haciendo lo de movilidad sustentable, pero con los residuos. ¿Qué quiere decir? que la movilidad está metida dentro de un problema que está en todas las áreas. La movilidad tiene importancia porque todos los días cada uno de nosotros gasta un montón de horas para ir a trabajar y todos los que trabajan, van a un club, a tomar mate a la costanera, se tienen que movilizar en algo, entonces yo, Estado, tengo que promover que esa movilidad sea mejor, sustentable, agradable, que no contamine.

— Mucho se habla en algunas campañas políticas de descentralización de las ciudades ¿Qué puede aportar a la movilidad urbana sustentable?

Chicago+Illinois+law+firm
Chicago

— La descentralización tiene conceptos dispares, en Paraná, traería algunos beneficios chiquitos, en Chicago trajo grandes beneficios, porque ese edificio tan lindo del estado de Illinois, permitió que un costado del río que no se usaba para nada, se usara para el gobierno. No es poca cosa, porque Illinois con Chicago en el centro de la escena es la ciudad más importante del mundo norteamericano, porque dicen que el día que Chicago se quede sin trabajo, se queda sin trabajo todo el país. Entonces es cuando descentraliza, y aprovecha de paso un espacio que estaba perdido.

Acá en Buenos Aires se tomó como ejemplo llevar al gobierno de la ciudad a Parque Patricios donde el Banco de la Ciudad iba a hacer su sede y decidieron llevarlo ahí y no dejarlo en Plaza de Mayo, esa decisión fue inteligente porque permitió que los empleados se trasladaran ahí y eso generó nuevos comercios, nuevas actividades y muchísima vivienda de mucha calidad en un lugar donde no había nada.

Casa-GCBA_04
Sede del Gobierno de la Ciudad -CABA

A veces no es necesario sacar al número uno, al Gobernador de ese lugar, la Casa de la Moneda de Santiago de Chile está muy linda donde está colocada, el Palacio Paz en Lima, el Palacio de Buckingham en Londres es realmente fantástico. Se puede privilegiar el aspecto protocolar de la ciudad que no es malo y sacar la administración y ahí la descentralización permite que el empleado esté cómodo y que el lugar se revitalice.

 

 

Más sobre Daniel Ivakhoff

https://ar.linkedin.com/in/daniel-ivan-ivakhoff-81985435

Deja un comentario