Áreas metropolitanas, principales desafíos: entrevista con Mirta Levin

Mirta Levin es arquitecta directora de General de Metropolitana: Unidad de Planificación y Gestión Estratégica de Rosario y estuvo en Paraná para compartir su experiencia en las Jornadas Metropolitanas que organizó la Regional Oeste Noroeste el viernes pasado, donde autoridades, intendentes y especialistas intercambiaron perspectivas acerca de la planificación del área metropolitana del Gran Paraná.

En ese marco, Levin expuso acerca de la experiencia en la ciudad de Rosario que, desde 2010 viene desarrollándose  a través de la asociación de municipios como un modo de mejorar y reconvertir las problemáticas que atraviesa Rosario y las ciudades aledañas.. Levin conversó con Espacios, expuso su visión sobre la ciudad de Paraná –de la que es oriunda- y resaltó la necesidad de planificar teniendo en cuenta el patrimonio natural e histórico de la capital provincial.

—¿Cuál es el beneficio que les trae, tanto a grandes como a pequeñas ciudades, la posibilidad de entrar en un área metropolitana?

—Muchísimos. La gran problemática en el país es, en las ciudades y las comunas  y municipios más chicos, que no cuentan con recursos, no tienen los equipos técnicos necesarios para afrontar ciertos problemas. La asociación de municipios los favorecen desde varios puntos de vista: primero porque les aporta una estructura técnica de otra escala y segundo, no es lo mismo gestionar ante los gobiernos provinciales y ante los gobiernos nacionales un proyecto para una ciudad, que ir 21 intendentes, por ejemplo, a pedir financiamiento para llevar un proyecto común a varias localidades. En nuestro caso, en el gobierno nacional sorprendió mucho que nosotros fuéramos a pedir financiamiento para el centro GIRSU* y que el pedido lo hicieran los 22 intendentes integrantes. Eso da una fortaleza muy grande para la obtención de financiamiento ya sea a nivel provincial, a nivel nacional  e inclusive financiamiento internacional. Y por otro lado, hay proyectos que no se resuelven en una comuna. Una ruta que atraviesa varios municipios y entra y sale de un municipio a otro ya no es un proyecto local, es un proyecto metropolitano. Una planta de tratamiento de residuos no la puede resolver una sola localidad tampoco, no tiene escala, no podría una localidad tener su propia planta porque no es sustentable económicamente. Si hay  que construir una planta de agua, lo mismo. Entonces, resolver conductos cloacales, productos pluviales, plantas de tratamiento, son proyectos que superan el ámbito local. La asociación para llevar adelante esos emprendimientos, para buscar financiamiento, para impulsar esos proyectos, es fundamental.

—En ese escenario de movilidad entre ciudades el  transporte es clave…

—Totalmente. Difícilmente las ciudades chicas puedan tener un sistema propio de transporte. Siempre puja mucho la ciudad central y por otro lado, el hecho de que las líneas de transporte salan y entren de distintos territorios favorece a ambos: a las ciudades más chicas para resolver su propio problema, pero también a la ciudad central porque mucha gente que trabaja en la gran ciudad y vive en la ciudad mas chica, resuelve el problema de la movilidad.

 

—¿Cuál es el desafío que, a tu criterio,  enfrenta Paraná a la hora de encarar una planificación y empezar a pensarse como área metropolitana?

—Creo que hay muchos desafíos. Creo que Paraná tiene una impronta natural y paisajística muy interesante que tiene que proteger. Se empiezan a ver rasgos de presión inmobiliaria que hay que reorientar positivamente. Paraná tiene un patrimonio histórico importantísimo que tiene que cuidar algunos problemas de sustitución y de intervención sobre el patrimonio que está en riesgo. Por eso decimos que interviniendo en proyectos estratégicos uno evita destruir lo que está construido y bien. ¿Para qué destruir las áreas que tenemos  bien construidas si podemos construir nuevos edificios o nuevas viviendas en territorios que no tienen nada o que tienen otra riqueza u otro potencial? Lo que está hecho dentro de las ciudades hay que protegerlo, hay que cuidarlo y en todo caso promover captar el interés de  la inversión hacia áreas que no están desarrolladas, es decir una doble política: de protección de la ciudad existente y de desarrollo de nuevas oportunidades y ahí está el equilibrio entre las dos cosas. El riesgo es cuando las ciudades no proponen nuevas alternativas y todo el mercado inmobiliario se vuelca a intervenir en la ciudad existente y en algunos casos con malas intervenciones porque eso implica la destrucción o demolición de patrimonio o introducir tipologías edilicias inadecuadas en áreas residenciales y áreas bajas, áreas que tienen su valor cultural, su valor barrial.

 

* GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS. Programa de asistencia a Municipios y Comunas.

un comentario

  1. Boutique Levitra En Ligne Effets Cialis 10mg Mimonycin Online No Perscription canadian pharmacy cialis 20mg Cialis Buy Online Cheap Zithromax Acne Treatment

Deja un comentario